Saltar al contenido
Confluencias.es

Aceite esencial de abeto, propiedades y beneficios

Árbol del abeto

El aceite esencial de abeto blanco se obtiene de Abies Alba, una planta de la familia Pinaceae. Conocido por sus numerosas propiedades, posee una acción balsámica, antiséptica y calmante del dolor.

¡Vamos a conocerlo mejor!

Propiedades y beneficios

Equilibrio mental: si se inhala, realiza una acción antidepresiva, dando fuerza interior a las dificultades reforzando el ánimo. Cuando creemos que el camino que debemos recorrer se convierte oscuro y se duda de si se puede continuar. Esta esencia es también un remedio tónico y estimulante, ya que aumenta la energía positiva; ayuda a sentirse más fuerte y protegido en situaciones o con personas hostiles.

Balsámico: si se vaporiza en el ambiente o se masajea en el pecho, es un excelente descongestionante remedio del tracto respiratorio, ya que calma la tos, suaviza el catarro y reduce la producción de mucosidad, en caso de resfriados o sinusitis y enfermedades similares.

Analgésico y antiinflamatorio: Si se masajea, tiene una acción rubefacticia y aumenta la vasodilatación y la circulación sanguínea local, aliviando el dolor de la artrosis, extremidades, ciática, cervical y reumatismo; desinfla la inflamación e hinchazón y tiene propiedades relajantes y antiespasmódicas sobre los músculos adoloridos y rígidos o en caso de calambres.

Descripción de la planta

Árbol del abeto

El abeto es un árbol perenne que se encuentra en los bosques y las regiones montañosas de Europa Central, desde los Pirineos, pasando por los Alpes, hasta las montañas de los Balcanes, que alcanzan una altura de unos 50 metros. El follaje, de color verde-azul oscuro, tiene una forma piramidal en los ejemplares jóvenes, mientras que en los adultos (después de 60-80 años), se produce un aplanamiento, llamado “nido de cigüeña”, ya que la punta principal detiene el crecimiento y las ramas subyacentes continúan desarrollándose hasta formar una especie de hueco.

La corteza, en los ejemplares jóvenes, es lisa, de color gris-blanco plateado y tiene pequeños bolsillos resinosos que, si prensados, difuminan el olor a aguarrás. Las hojas son persistentes (8-10 años de edad) y están formadas por agujas aplanadas, rígidas e insertadas en las ramas según disposición de peine, tienen la punta redondeada, no picante y bordes lisos. Otra característica típica de esta especie son las ramitas cubiertas de finos pelos castaños pálidos. Las estructuras comúnmente llamadas “conos” derivan de los conos femeninos que pueden lignificarse y permanecer en las ramas. Son casi cilíndricos, se encuentran principalmente en la parte superior del dosel y, a diferencia de la pícea, están orientados hacia arriba. Formadas por gruesas escamas con brácteas dentadas que sobresalen protegiendo las semillas en el interior, los estroboscopios tienen una longitud de 10 a 18 cm y una anchura de 3 a 5 cm; inicialmente de color verde, se tornan marrones rojizos cuando maduran.

Partes utilizadas

Agujas, ramas y conos

Método de extracción

Destilación por corriente de vapor

Características

Nota básica, dulce, fresco, aroma balsámico

Consejos de utilización y consejos prácticos

Difusión ambiental: 1 g de aceite esencial de abeto blanco, por cada metro cuadrado del entorno en el que se propaga, mediante un quemador de aceites esenciales o en el agua de los humidificadores de los radiadores en presencia de humos, malos olores y aire estancado, así como en las habitaciones donde permanecen enfermos.

Pomada balsámica y antirreumática: 10 g en crema neutra, mezclar y masajear sobre el tórax tres veces al día, cubriendo con un paño de lana caliente ante la presencia de bronquitis y congestión del tracto nasal; o masajear sobre las partes adoloridas en caso de dolor de espalda, cervicalgia, dolor y estiramiento muscular.

Baño de relajación: Unas gotitas en el agua de la bañera, emulsionar sacudiendo fuertemente el agua, después sumergirse durante 10 minutos para aprovechar la acción antiinflamatoria en el sistema osteoarticular, hinchazón de las extremidades inferiores.

Contraindicaciones

El aceite esencial de abeto está contraindicado en mujeres embarazadas, lactantes e hiperestrogénicas. A altas concentraciones puede dar lugar a efectos de sensibilización. Se recomienda evitar el uso externo si hay irritación de la piel. Al igual que con cualquier otro aceite esencial, le recomendamos que consulte a un herbolario o médico antes de utilizarlo, para hacer un uso completo y seguro de sus numerosos beneficios.

Notas históricas

El abeto era la fuente de la “trementina de Estrasburgo”, según lo descrito por el médico y botánico francés Pierre Belon en su De Arboribus coniferis, escrito en 1553, y también se menciona en la Farmacopea de Londres desde 1788. Su producción se trata en la famosa obra dedicada a las técnicas de destilación Liber De Arte Distillandi, escrita por el doctor de Estrasburgo Hieronymus Braunschweig. La trementina es el producto más importante derivado del abeto.